Segunda vivienda: Dónde están comprando los chilenos y recomendaciones para elegir

Las regiones de Coquimbo y Valparaíso han sido por siempre las preferidas de quienes buscan un inmueble en la zona costera, un radio que se amplía hoy a otras zonas del país, donde ha aumentado la búsqueda por este tipo de viviendas.

Calidad de vida, es lo que más buscan hoy los chilenos después de casi dos años de pandemia, donde la mayor parte del tiempo estuvimos en nuestras casas. Esto ha incentivado a que más personas busquen una segunda vivienda, principalmente en zonas costeras, las que son utilizadas para vacaciones, pero también para disfrutar durante el año, gracias al crecimiento del teletrabajo.

Pero ¿dónde están comprando hoy los chilenos? Sin duda las regiones preferidas siempre han sido la IV y V región, que siguen siendo las más cotizadas en el borde costero, por ser zonas de amplio desarrollo inmobiliario y con buen equipamiento, y que además aportan cercanía para quienes viven en Santiago.

“Las personas cuando buscan propiedades de veraneo, quieren lugares con lindas playas, tranquilidad, seguridad y acceso a servicios como restaurantes, bancos, servicios médicos, entre otros. Gran parte de estas viviendas se encuentran en el Litoral Central, pero también tenemos ciudades como Antofagasta en el norte del país, que tiene un clima templado durante todo el año, o Pichilemu/Matanzas en la VI Región, para personas que buscan espacios más amplios y mayor privacidad”, explica Andrés Ferrando, director de la de oficina Reñaca y Viña del Mar de Property Partners.

Al tomar la decisión de comprar una segunda vivienda las personas buscan tranquilidad y poca densidad poblacional. Es por esta razón que el experto en el rubro inmobiliario, entrega algunas recomendaciones a la hora de definir la compra de un inmueble en la zona costera:

  • Buscar todas las comodidades que se necesitan cuando vas a veranear como cercanía a la playa, atractivo para los niños, espacios para hacer deportes.
  • Siempre es importante buscar una zona tranquila, ya que uno va a descansar y pasar el tiempo en familia.
  • Es recomendable antes de invertir en una propiedad, conocerla durante su periodo estival para ver la dinámica que hay en temporada alta.
  • Hay que definir la frecuencia con la que uno irá a esa propiedad, para saber si es mucho más conveniente comprar un departamento o casa, pensando en el tiempo que podría pasar sola.
  • Tener en cuenta que una casa tiene muchos más gastos en la mantención de jardines, piscinas, y otros cuidados.
  • La distancia que existe entre la ciudad donde uno vive y la nueva.

Pese a que en algunas zonas el equipamiento aún no es comparable con sectores  de Santiago, cada vez más van mejorando con la llegada de colegios, importantes centros médicos y otros servicios de primera necesidad. Sin embargo, por el solo hecho de estar contemplando el mar y escuchar el sonido de las olas, la percepción de calidad de vida aumenta. 

 

 

Compartir: