El senderismo como vía de escape

Con el cierre de gimnasios, colegios, y clubes deportivos, nos hemos encontrado con un renovado interés por el senderismo, a modo de retomar la práctica deportiva y para disfrutar de momentos al aire libre luego de tanto tiempo encerrados. Conocido generalmente como “Trekking”, esta práctica incluye caminos de todos los niveles de dificultad, con paseos que van desde unas cuantas horas hasta semanas completas, pasando desde los desiertos más áridos a las altas cumbres congeladas de la Patagonia. Chile, con su accidentada y heterogénea geografía, es una de las capitales mundiales del Trekking, atrayendo, en años “normales” a miles de turistas que llegan desde todos los rincones del mundo a desafiar las rutas de nuestro país y conocer la espectacular flora y fauna que se encuentra en esta larga franja de tierra. Un ejercicio que recomendamos para fortalecer el cuerpo y mente, y donde se combinan distintos aspectos aeróbicos y musculares, el Trekking se ha puesto muy de moda. Aquí, hemos hecho un recorrido por la zona central y seleccionamos las mejores rutas que, al día de hoy, son accesibles durante los fines de semana. Un panorama ideal para disfrutar en familia, la invitación es a descubrir estas rutas y animarme siempre a descubrir nuevas.

Cerca de Santiago:

Cuesta creer que en medio de nuestra capital tengamos la opción de subir caminando hacia uno de los saltos de agua más lindos de la zona central. Así es, ya que el Parque Natural Aguas de San Ramón nos lleva a través de 17 kilómetros de senderos de baja inclinación hasta los 1.560 metros de la precordillera, donde, en su parte más alta, nos recompensa con una postal espectacular del Salto de Apoquindo. Esta cascada es ideal para refrescarse luego del largo recorrido de 4 horas de subida, y además presenta una gran oportunidad para momentos “instagrameables”. Para acceder a este parque, debes llegar al final de la calle Onofre Jarpa en La Reina.

Para quienes están haciendo sus primeros senderos o no quieren exigir al máximo su estado físico, nuestra recomendación es visitar el Cerro Alto Las Vizcachas. Si bien la altura de este sendero se eleva por sobre los 1.800 metros, es un camino bastante sencillo de recorrer, y que al final nos entrega una vista panorámica espectacular de nuestra ciudad. La entrada tiene un costo de $1.500, y su acceso se ubica dentro del complejo deportivo San Carlos de Apoquindo, en el sector sur, por lo que hay varios estacionamientos. La duración total del paseo es de 4 horas, lo que permite planificarlo ya sea en la mañana, o bien como una caminata de atardecer.

Para quienes ya llevan un tiempo practicando senderismo y buscan un desafío de mayor nivel, recomendamos uno de los mejores paseos que se pueden hacer por el día desde Santiago. Se trata de la subida al Glaciar El Morado y su laguna, excursión que representa una de las oportunidades más accesibles para observar un glaciar andino. Este lugar pareciera transportarnos a las cumbres de la Patagonia, paseo que requiere de algo de preparación y experiencia para ser disfrutado en su plenitud. Importante es tener en cuenta la época del año, ideal planificar desde fines de primavera hasta comienzos del otoño, puesto que el Camino al Cabrerío se encuentra despejado de nieve, al igual que gran parte del sendero. Si se programa una excursión a principios de primavera o en pleno invierno, lo más probable es que la laguna esté cubierta por varios metros de nieve. Con un total de casi 11 kilómetros, es recomendable destinar al menos 3 horas para el camino, y un poco más si se pretende recorrer la laguna. El detalle completo de las instrucciones para este maravilloso paseo las puedes encontrar en el siguiente link:

https://www.andeshandbook.org/senderismo/ruta/520/Laguna_y_Glaciar_del_Morado

En la Costa:

A una hora y media de Santiago, en la comuna de Santo Domingo, se encuentra uno de los secretos mejor guardados de la región. El Parque Tricao, que hasta 2019 era un parque 100% privado, guarda algunas de las rutas más espectaculares de Chile, además de un aviario de nivel mundial, un humedal e incluso un skatepark. Con especies como lingues, pataguas y boldos, el sendero de 4.5 kilómetros está casi completamente cubierto por vegetación nativa del sur de Chile. A lo largo de su ruta te encontrarás con varios miradores, desde donde de lejos se divisa el mar, y en donde los cambios de elevación son muy pequeños, facilitando la ruta para niños y principiantes. Para aventureros más extremos, el parque cuenta también con un circuito pedalero de 30 kilómetros de longitud, donde podrás saltar en algunas rampas, pasar por viñedos y llegar a un punto en que miras el mar desde la lejanía. Podrás terminar la tarde bajando a la playa para un paseo inolvidable en kayak o cruzar hacia el humedal Giverny en la balsa de madera que actúa como ferry. Para llegar, toma la ruta 78 desde Santiago y dirígete hacia Av Las Brisas, 4,25 km

Santo Domingo, Región de Valparaíso.

A pocos minutos de Cachagua, se encuentra el Parque Aguas Claras, más conocido como “Siete Portones”, parque que cuenta con varios senderos perfectos para trekking, pero también para el ciclismo de montaña. La ruta es atractiva y cambiante, ya que pasa por bosques de Eucaliptus, zonas de arbustos y también sobre el atractivo bosque esclerófilo. Lo interesante es que los senderos también pueden conectar con la quebrada del tigre, que llega hasta Zapallar. Aquí, la vegetación es sorprendentemente frondosa. Podemos encontrar especies como el Belloto del Norte y Olivillo, además de otras típicas de este tipo de bosque, como Peumo, Boldo y Colliguay. La dificultad del recorrido es baja, lo que permite disfrutar con calma de vistas al mar que son asombrosas. Actualmente este parque está administrado por www.outlife.cl, donde podrás encontrar mayores detalles y el estado de los senderos.

Para quienes veranean o viven en Viña del Mar, y buscan una experiencia cardiovascular más activa, con la duración ideal para una mañana deportiva, el panorama ideal es lanzarse a toda velocidad en el circuito de Trail Running del Cerro el Mauco. Con solo 8 kilómetros de largo y un desnivel de 700 metros, es ideal para practicar tu velocidad, mientras disfrutas de espectaculares vistas a la costa, el Monte Aconcagua y el Cerro La Campana. El comienzo tiene algunas subidas de mayor pendiente, para luego dar paso a senderos más planos, con muchas canaletas y resbalosa tierra suelta que puede llegar a ser peligrosa si te distraes. En la cima se pueden apreciar las dunas de Ritoque, hidratarse, tomar un breve descanso, y preparar el descenso, que es la parte más divertida. Recomendamos llevar alguna protección para el sol, ya que no hay sombra en todo el camino y los rayos UV se sienten con fuerza durante los meses más calurosos. Situado a solo 14 kilómetros desde la rotonda de Concón, sigue estas instrucciones para llegar a los portones de acceso de este entretenido paseo:

https://www.andeshandbook.org/index.php?/montanismo/ruta/987/Cara_Oeste

 

 

Compartir: