2020: El Boom de la 2da vivienda

Con un escenario mundial político y económico turbulento, por decir lo menos, este 2020 nos deja varias certezas que a principio de año nos hubieran parecido completamente inverosímiles. En el mercado inmobiliario chileno, el gran ganador fue la segunda vivienda. Este concepto que anteriormente se asociaba a ocio, relajo, y largas vacaciones de verano, hoy brilla como una opción permanente para quienes quieren escapar del ritmo incansable de la ciudad. En conversación con Claudia Aguayo, Directora de Property Partners, intentamos descifrar las claves detrás de este fenómeno y entregar luces sobre lo que viene ahora para el mercado de segunda vivienda en Chile, una vez superada la pandemia.

Para descifrar los motivos que han permitido el auge de la segunda vivienda, Claudia menciona que se trata principalmente de personas persiguiendo una mejor calidad de vida, en busca de espacios menos congestionados y más amplios, que con el desarrollo de tecnologías de información como Zoom han logrado migrar sin tener que dejar sus trabajos.

“Buscan revalidar el rol del hogar como un espacio seguro, un refugio, en busca de proteger la salud y bienestar de sus familias”.

En cuanto a los lugares mas apetecidos, menciona algunos de los balnearios icónicos del litoral central, tales como Zapallar, Santo Domingo, o Viña del Mar, pero agrega que opciones como Puerto Varas y Valdivia han tomado mucha fuerza en el último año.

“Incluso dentro de Santiago, sectores como Colina se han desarrollado como polos de nuevos proyectos, que buscan ofrecer terrenos más amplios y una excelente conectividad con la capital”.

Al analizar las cifras históricas de precios y la amplia base de transacciones con la que cuenta Property Partners, notamos que los precios, aun en tiempos de Pandemia y alto desempleo, no han bajado de sus niveles anteriores.

“Entró al mercado un cliente comprador bastante más agresivo, y ha aumentado la demanda por segundas viviendas, que ahora tiene un tiempo de ocupación en el año muchísimo mayor a lo que tenían antes de la pandemia”.

Al describir el perfil de estos nuevos compradores, Claudia los divide en 2 grandes grupos que describe de la siguiente forma:

“Los primeros, son jóvenes que tienen trabajos que les permiten desarrollarse en gran parte vía teletrabajo. El segundo grupo, lo componen personas mayores, que no necesitan ir todos los días a la oficina, y que pueden hacer trámites laborales y personales de manera remota, eliminando la necesidad de cercanía urbana”.

Si bien ambos grupos buscan una mejor calidad de vida, los atributos específicos que exigen para lograrlo han cambiado bastante en comparación con los compradores de segunda vivienda de épocas anteriores. Al listar las condiciones mas solicitadas por sus clientes recientemente, Claudia no duda en nombrar las 3 que para ella deberían ser los pilares de quienes buscan adquirir hoy una segunda vivienda:

“Buenos espacios, donde puedan instalar un escritorio para trabajar.

Buena conectividad, para poder acceder a centros de salud o servicios financieros de manera expedita.

Buena red de internet, que permita sostener videollamadas y disfrutar de plataformas de streaming en varios dispositivos a la vez”.

Otro factor que ha resultado clave para nuevos compradores es la cercanía con colegios de excelencia, que en los últimos años han florecido en algunas ciudades donde anteriormente solo existían establecimientos públicos.

Por último, Claudia nos explica la importancia que ha adquirido el nivel de equipamiento que las viviendas puedan ofrecer, pensando en espacios que ahora deben mezclar relajo, trabajo, salud y familia. Por esto, nos cuenta que las comodidades tales como gimnasios, cocinas abiertas, grandes quinchos equipados, salones de trabajo, y áreas verdes son ahora pilares fundamentales sobre los cuales los nuevos proyectos son diseñados, en busca de integrar todos los aspectos que esta nueva vida 2.0 necesita para florecer lejos de la ciudad.

 

 

 

 

Compartir: